Noctéglicos El Litoral.com

Archivo de la categoría "Anotaciones al Margen"

Del Oficio (IV)

Lunes, 14 de Septiembre de 2009

La concisión, la economía de recursos, aunque no el laconismo, también pueden ser vistas como virtudes al momento de escribir. Puede haber en ello una influencia borgeana. Una más. Siempre se recuerda esa sentencia que, creo, está en el prólogo de “Ficciones”: “Desvarío laborioso y empobrecedor el de componer vastos libros; el de explayar en quinientas páginas una idea cuya perfecta exposición oral cabe en pocos minutos”.

Leer el resto de la entrada »

Páez, 1984

Lunes, 7 de Septiembre de 2009

Ahora que es moda denostarlo con acidez o dolientes epítetos, ahora que su condición de joven talento en ciernes se ha transfigurado en adultez de imbrincado juicio para apologistas y refutadores, ahora que la moda no lo cuenta entre sus filas de circulación, vale intentar una lectura a la distancia. Fito Páez no es, aunque podría, una “vaca sagrada” del rock nacional.

Leer el resto de la entrada »

En la oficina

Lunes, 31 de Agosto de 2009

I

Las denominadas “sit coms” o comedias de situaciones vienen de lejos, pero se popularizaron en el mundo entero a partir de la década del “90, con enormes sucesos como “Friends” y “Seinfeld”, merced también a la extraordinaria multiplicación de canales de cable que auguraban en su grilla un lugar para estas series o tiras, usualmente de una media hora de duración, con escenarios y personajes más bien acotados, pero con un fortísimo trabajo de guión, que pretende, palabras más palabras menos, hacer que cada escena o situación comporte un gag, un remate, una ironía, un chiste.

Leer el resto de la entrada »

La niña que incomoda

Lunes, 24 de Agosto de 2009

En el vaivén entre la inconsciencia de la infancia y el brutal despertar a las cosas y al mundo, en un vaivén de dibujos simples pero de extraordinaria capacidad para la caracterización gestual, una nena cabezona, asimétrica, cuasi enana, camina y mira, desde su pequeña gran perplejidad, de abajo hacia arriba, con candor por momentos; en otros con acidez; con desesperación siempre, todo a su alrededor.

Leer el resto de la entrada »

Interjecciones varias

Lunes, 10 de Agosto de 2009

I

Ejem… entonces: lo que estaría pasando, al menos como lo veo yo, es que hace mucho que no escribo un relato; tristemente incursiono en la tendencia a la cita crónica, lo que es una forma de acopio o de copia, y nada más que eso; es decir, es un trabajo, sí, pero es un trabajo de recolección, digamos, que no sé bien qué sentido tiene, más allá de que uno puede verse maravillado por lo que otros dijeron o hicieron… ¿sí?

Leer el resto de la entrada »

Mi nombre es Walt

Lunes, 3 de Agosto de 2009

“El sonido debe parecer un eco del sentido”  Alexander Pope.

“Estas hojas me las he leído a mí mismo al aire libre” Walt Whitman.

I

Con incontestable justicia, podría decirse a esta altura de los acontecimientos que, más que agregar algo sobre la figura u obra de Walt Whitman, lo que quedaría es leerlo o releerlo y, ocasionalmente, transcribir alguna línea suya. No más que eso. De todas formas, no vamos a negarnos a la tentación de dejar aquí asentadas un par de ideas sobre el hombre de Nueva York, que no por conocidas son menos interesantes.

Leer el resto de la entrada »

Letras para la esfera de noche

Lunes, 27 de Julio de 2009

I

De la fascinación que ejerce el espacio, la observación del infinito y, en particular, la luna, han nacido innumerables odas, poesías, textos dramáticos, novelas, cuentos, canciones y ficciones de todo tipo que, de alguna forma, pretenden comprender esa fascinación, ponerle palabras a ésa, nuestra pequeñita mirada que ve arriba, en contrapicado, y se rinde al satélite blanquecino de allá. Pero, mucho más, se subyuga al misterio de lo que nos supera, de lo que nos trasciende. Y esa suerte de belleza refleja, de plata, de perfecto círculo suspendido en magna noche de negro rabioso. La esfera puede ser, después de cada atardecer, distinta: varía sus tamaños, tonalidades y colores, como una invitación permanente al descubrimiento; se nos escapa y a la vez la sentimos cerca.

Leer el resto de la entrada »

Les enfants terribles

Lunes, 20 de Julio de 2009

Lo que está antes de ellos ¿qué es?, ¿es miedo?, ¿tristeza?, ¿cansancio? Nada debería haber entre ellos y yo, claro, pero cuando los veo correr hacia mí, a veces, no siempre, a veces, una suerte de reflejo condicionado obtura la posible pletoricidad total de ese abrazo que viene, con pasos erráticos como caminar sobre líquido. Algo, un algo, hace que no todo sea tan.

Leer el resto de la entrada »

La(s) Peste(s)

Lunes, 6 de Julio de 2009

“Pregunta: ¿qué hacer para no perder el tiempo?; respuesta: sentirlo en toda su lentitud” . Tarrou, personaje de “La Peste”, de A. Camus.

1

Una Orán queda en Argelia, queda en la imaginación de Albert Camus, queda en la gente que supo rendirse a la letra del Nobel francés. Y se disolvió, esa Orán, como papel húmedo por la peste innominada, narrada tan joven por aquél con tan magistral madurez. Narrada así, la peste de esa Orán imaginada hizo polvo la urbe que le dio la posibilidad de multiplicarse, como un virus, en las esquinas, en las plazas; la devolvió a la arena, la peste a la ciudad; en la arena le hundió sus edificios y tapó de sombra a sus habitantes; los tapó de enfermedad pero más de silencio, más de miedo, más de silencio, de paranoia, más de inmovilidad, pero, más aún, del arresto humano que aflora, como la exhalación última, por entre la desesperación y el absurdo. Leer el resto de la entrada »

Variaciones a propósito

Lunes, 29 de Junio de 2009

El pulso de la mano vibra antes de caer sobre la tecla negra; vibra en la mano el pulso; vibra en la mano que, oscura de gravedad, de grave oscuridad la fisonomía intangible de abstracta existencia, busca el grave sonido con arrojo de suicida; busca el grave sonido y sigue la órbita de su búsqueda sobre las largas, blancas, luminosas teclas que, a la derecha, límpidas, finas, sutiles, despiden ondas, bruscos golpes agudos; y vuelven, las manos, el pulso, a caer sobre.

Leer el resto de la entrada »