Noctéglicos El Litoral.com

Archivo de Agosto de 2009

En la oficina

Lunes, 31 de Agosto de 2009

I

Las denominadas “sit coms” o comedias de situaciones vienen de lejos, pero se popularizaron en el mundo entero a partir de la década del “90, con enormes sucesos como “Friends” y “Seinfeld”, merced también a la extraordinaria multiplicación de canales de cable que auguraban en su grilla un lugar para estas series o tiras, usualmente de una media hora de duración, con escenarios y personajes más bien acotados, pero con un fortísimo trabajo de guión, que pretende, palabras más palabras menos, hacer que cada escena o situación comporte un gag, un remate, una ironía, un chiste.

Leer el resto de la entrada »

La niña que incomoda

Lunes, 24 de Agosto de 2009

En el vaivén entre la inconsciencia de la infancia y el brutal despertar a las cosas y al mundo, en un vaivén de dibujos simples pero de extraordinaria capacidad para la caracterización gestual, una nena cabezona, asimétrica, cuasi enana, camina y mira, desde su pequeña gran perplejidad, de abajo hacia arriba, con candor por momentos; en otros con acidez; con desesperación siempre, todo a su alrededor.

Leer el resto de la entrada »

Interjecciones varias

Lunes, 10 de Agosto de 2009

I

Ejem… entonces: lo que estaría pasando, al menos como lo veo yo, es que hace mucho que no escribo un relato; tristemente incursiono en la tendencia a la cita crónica, lo que es una forma de acopio o de copia, y nada más que eso; es decir, es un trabajo, sí, pero es un trabajo de recolección, digamos, que no sé bien qué sentido tiene, más allá de que uno puede verse maravillado por lo que otros dijeron o hicieron… ¿sí?

Leer el resto de la entrada »

Mi nombre es Walt

Lunes, 3 de Agosto de 2009

“El sonido debe parecer un eco del sentido”  Alexander Pope.

“Estas hojas me las he leído a mí mismo al aire libre” Walt Whitman.

I

Con incontestable justicia, podría decirse a esta altura de los acontecimientos que, más que agregar algo sobre la figura u obra de Walt Whitman, lo que quedaría es leerlo o releerlo y, ocasionalmente, transcribir alguna línea suya. No más que eso. De todas formas, no vamos a negarnos a la tentación de dejar aquí asentadas un par de ideas sobre el hombre de Nueva York, que no por conocidas son menos interesantes.

Leer el resto de la entrada »