Noctéglicos El Litoral.com

Archivo de Octubre de 2008

De la supina ignorancia

Lunes, 27 de Octubre de 2008

Principio
Hay un tipo solo. Es de noche. El tipo escribe.

I
Acá, margen izquierdo superior de la página, iría, piensa el tipo, una mayúscula; en curva descendente deberían seguirla unas minúsculas. Ni artículo indeterminado ni preposición, mejor aun, para empezar, se dice, un pronombre indefinido que rompa el blanco del margen, con la vastedad que se desprende, con el vacío que imprime, por ejemplo, un: “Nadie“.

Después, un verbo en presente; así, con lo anterior, se construye una frase convencional y categórica, pero con alguna fuerza: “sabe“. “Nadie sabe“. Anoche, en un sueño, el tipo soñó esto: “Nadie sabe que te buscan“.

Leer el resto de la entrada »

Conversación junto al fuego

Martes, 21 de Octubre de 2008

I
¿Un ensayo, qué es? En principio, nada. Un acopio; algo en proceso; una informe masa de caracteres. Eso. Nada que pueda ser encorsetado en una estructura o que, por pretensión de los elucubradores de teorías, sea susceptible de definir. Si algo es un ensayo, ello deviene de un proceso de pensamiento que se genera por oposición: un ensayo es, y cito una noción originada en la lingüística, algo que otras cosas no son… Pero allí, en esa imposibilidad de definición, se encuentra parte de su maravilla: la esencia del ensayo es la libertad; el no pertenecer; el poder ser cualquier cosa (o de muchas formas).

Leer el resto de la entrada »

Camus y la sospecha

Martes, 7 de Octubre de 2008

I
Nada más iniciada “La Peste” (1947), Camus escribe una frase escalofriante, no tanto por su constitución retórica, digamos, sino por sus implicancias. Es extensa; es extraordinaria; es, creo, como toda buena literatura, representativa de espacios y tiempos diversos, sean ficticios o reales, pertenezcan a aquí o a allá, y resuena como un eco grave sobre las cosas y los seres, amén de la propia relación establecida por el autor en su obra. La reproduzco. Leer el resto de la entrada »